Medidas para contener el COVID-19 en Alemania. REUTERS/Andreas Gebert