Meghan Markle y el príncipe Harry firmaron un contrato de varios años con Netflix