Mesas vacías en un restaurante en la Plaza del Duomo en Milán, Italia (AP)