México ha dispuesto a todo su equipo diplomático para evitar que el país se quede atrás en el acceso a una futura vacuna.