Microsoft y Adobe dejan claro que la transición de sus apps de macOS a Apple Silicon no será el desastre que fue con la de Intel