Mike Teal, quien está tomando un fármaco experimental para retardar la progresión de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), con su esposa Lauren y sus perros Lucy y Jack en su casa en Tallahassee, Florida (Aileen Perilla / The New York Times)