Muchas personas que se recuperaron de la enfermedad persisten con síntomas varios – REUTERS/Jose Luis Gonzalez