Mujeres caminan en un área afectada por un deslizamiento de lodo luego del paso de la tormenta Eta, en Purulha, Baja Verapaz, Guatemala (Reuters)