Navalny en el aeropuerto antes de ser envenenado en una foto tomada por un pasajero