Para ingresar al Reino Unido, los viajeros deben tener una prueba de coronavirus negativa (REUTERS/Henry Nicholls)