Pasajeros caminan por el aeropuerto de Lima (Perú) (EFE/Paolo Aguilar/Archivo)