Pasajeros con mascarilla en el metro de Hong Kong por la pandemia de coronavirus (DPA)