Pasajeros en la una estación del tren en Río de Janeiro durante la pandemia de coronavirus. (Foto: Ricardo Moraes/Reuters)