Pasajeros hacen fila para someterse a una prueba de coronavirus en el aeropuerto de Fiumicino en Roma (Aeroporti di Roma via REUTERS)