Peatones llevan bolsas de compras, en Londres, Reino Unido, el 18 de julio de 2020. REUTERS/Simon Dawson