Personas con barbijo en Irán (EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH)