Pescados como el salmón, trucha, fletán, caballa, esturión, pez espada y bacalao, arenque, sardina y la tilapia aportan vitamina D (Shutterstock)