Portando cubrebocas, los invitados al peculiar festejo compartieron alrededor de dos horas en las que se tomaron fotografías frente a la cabina, en un ambiente de aplausos y sonidos de claxon. (Foto: EFE)