Rafa Nadal durante su partido de cuartos de final del Abierto de Italia contra Diego Schwartzman