Reclaman por su seguridad (Reuters)