Redford adoraba a su madre que le enseñó a conducir cuando era chico (Shutterstock)