Rihanna asistió al exclusivo bar NoMad Sky en Los Ángeles. La cantante lució el cabello recogido, un tapabocas negro, un tapado de piel marrón, una cartera y unos estiletos que hicieron juego