Se convirtió en un icono juvenil de la mano de Francis Ford Coppola, pero su adicción al alcohol, las drogas y el sexo estuvieron a punto de terminar con su carrera (Shutterstock)