Sean Connery y su esposa Micheline llegan en góndola al Venetian Resort Hotel & Casino en Las Vegas, Nevada, el 30 de junio de 2003 para el estreno de la película "La Liga de los Caballeros Extraordinarios"