Servicio en la Catedral de San Patricio para bendecir las cenizas de los mexicanos que han muerto durante el brote de la enfermedad coronavírica pero que no pudieron tener una misa o entierro fúnebre, en Manhattan, Nueva York, EE.UU., el 11 de julio de 2020 (REUTERS)