Seúl y Washington aguardan atentos el desfile militar que prepara Pionyang