Siguen las especulaciones sobre el estado de salud de Kim Jong-un (REUTERS/Heo Ran)