Snapchat permite hacer público el número de seguidores a creadores y empresas: adiós a uno de sus iconos