Sofía Hellqvist en su juventud