Soy streamer de videojuegos desde hace cuatro años y mi público no supera las siete personas