Tik Tok y WeChat se ven afectadas por la orden ejecutiva que firmó el presidente Donald Trump el 6 de agosto (Reuters)