Trabajadores caminan junto a la valla perimetral de lo que se conoce oficialmente como centro de formación profesional en Dabancheng, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (China), el 4 de septiembre de 2018. REUTERS/Thomas Peter