Tras instalar Ubuntu 19.10 he tenido la experiencia de gaming en Linux más simple y completa de mi vida