Tras más de 10 años sin usar KDE Plasma me he encontrado con el que quizás sea el mejor escritorio Linux de la actualidad