Un cartel informando sobre el cierre de South Beach, para prevenir la propagación del coronavirus en Miami, Florida, EE.UU., el 3 de julio de 2020. REUTERS/Elizabeth Feria