Un hombre camina en una calle inundada por las fuertes lluvias en Maracaibo (EFE/ Henry Chirinos)