Un hombre camina junto al apartamento donde Madeleine McCann, de tres años de edad, desapareció en 2007, en Praia da Luz, Portugal (Reuters)