Un hombre con una mascarilla se acerca a un centro de votación (Reuters)