Un hombre permanece sentado fuera de su casa junto a sus enceres dañados y mojados por las fuertes lluvias (EFE/ Henry Chirinos)