Un homenaje a las víctimas en el lugar del tiroteo (REUTERS/Brendan McDermid)