Un indigente espera a ser atendido en el área de emergencias del hospital San José, en Santiago (AFP)