Un manifestante con una camiseta de la policía sostiene una escopeta en protesta policial el 16 de septiembre de 2020 (REUTERS/Andrés Martínez Casares)