Un manifestante empuja un tacho de basura durante los disturbios que dejaron 17 detenidos a 47 años del Golpe Militar. REUTERS/Ivan Alvarado