Un manifestante es atendido por los paramédicos en medio de las protestas en Lima contra la situación política en Perú (REUTERS/Sebastian Castaneda)