Un modelo del virus SARS-CoV-2, conocido como nuevo coronavirus (Saul Loeb/Pool via REUTERS)