Un niño flamea una bandera en la costa de Montevideo (AP)