Un nuevo estudio sugiere que las personas con rasgos narcisistas llegan más rápido a ser CEO de sus compañías.