Un par de ancianos con máscaras faciales caminan por una calle, después de que las autoridades regionales de Cataluña y el ayuntamiento anunciaran restricciones para contener la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Barcelona, España, el 17 de julio de 2020. REUTERS/Nacho Doce