Un personaje entrañable: Jaimito, el cartero (Foto: capatura)