Un soldado se encuentra en el lugar devastado por la explosión en el puerto de Beirut, Líbano, el 6 de agosto de 2020 (Thibault Camus/Pool vía REUTERS)